‘Yo vivo bueno’, una canción perfecta para gozarse diciembre