Arrepentida tiene el ‘Pasabordo’ de Posada rumbo al cielo