Alzate mostró su lado más humano y visitó a uno de sus más grandes fans