Por poco, Joaquín Guiller es baleado mientras estaba en su propio carro