Arelys Henao desahogó su alma tras la partida de Darío Gómez